jueves, 31 de julio de 2014

Ajman y sus dependencias


Ajmán es el estado (emirato) miembro más pequeño de los siete que forman los Emiratos Árabes Unidos, con un área de sólo 259 km². Su capital es la ciudad de Ajmán. Localizado en la orilla del golfo Pérsico, tiene bajo su jurisdicción los enclaves agrícolas de Masfut y Manama. Su población es de aproximadamente 361,160 habitantes.

La historia postal de Ajmán es la misma que la de Abu Dhabi (http://www.oocities.org/caf_peru/sellos_1.htm) hasta 1963. El 29 de setiembre de dicho año, la “Baroody Stamp Co. Ltd.” de Beirut firma un contrato con Ajmán para establecer una oficina postal en dicho emirato. El día 29 de noviembre se abre en la capital la oficina postal estipulada en dicho contrato.
Mediante el contrato firmado, la empresa se ​​comprometía  a organizar la oficina postal además de organizar su tráfico postal, asimismo se ​​comprometía a realizar la publicidad necesaria para la venta de los sellos y su distribución a filatelistas e instituciones relacionadas de todo el mundo. Por último, la compañía se compromete a preparar todos los diseños necesarios para la impresión de los sellos y consultas su aprobación con el gobierno antes de imprimirlas
Los primeros sellos de Ajmán se emiten el 20 de junio de 1964 y consisten en una primera serie de nueve valores representando al Sheik Rashid Bin Humaid junto a distintas especies propias de la fauna. Con este mismo tipo de diseño se emitieron seis valores más el 07 de setiembre y tres últimos valores el 04 de setiembre.
 
A fines de ese año se emite una serie de ocho valores por el primer aniversario de la muerte del presidente de los EE.UU. Jhon F. Kennedy, mostrándolo en distintas facetas de su vida.
 
 
En el año 1965 Ajmán emite una serie con relación a las olimpiadas de Tokyo 1964, otra mostrando los sellos más caros del mundo además de una serie para el correo aéreo de nueve valores con imágenes similares a la primera serie del emirato. Ese año se completa con la sobrecarga  de los sellos  de Tokyo 1964 con un mensaje por los Juegos Pan Árabes de El Cairo de 1965.
 
 
El año de 1966 comienza a caracterizarse por el aumento de la cantidad de sellos emitidos por Ajmán incluyendo además hojas souvenir  en sus emisiones o emisiones paralelas de sellos dentados y sin dentar.
 
 
Ese  mismo año, el 5 de julio, se abre una oficina de correos en la dependencia de Manama, emitiendo esta su primera serie sobrecargando sellos de Ajmán. Los sellos de Manama fueron hechos con motivos comerciales y solo se cuenta con datos de haber circulado en correspondencia local.
 
 
Los sellos de Ajmán emitidos  a partir del 20 de mayo de 1967 así como todos los sellos de Manana son considerados como emisiones abusivas y consideradas nocivas para la filatelia por su carácter netamente lucrativo, porque la mayor parte de ellos nunca fueron usados para el correo postal y en muchos casos pasaron de la empresa de impresión a los comercios filatélicos mundiales directamente.
A nombre de Ajmán se emitieron casi tres mil sellos de distinto tiraje cada uno, hojas souvenir, series dentadas y sin dentar, etc. Estos sellos incluso se siguieron emitiendo el año 1973, un año después de que Ajmán ya no tenía autonomía postal pues había pasado a formar parte de los Emiratos Árabes Unidos. En el caso de Manama se emitieron más de mil sellos distintos entre 1966 y 1972.
Actualmente, siendo el año 2014 aun estas emisiones inundan el mercado filatélico y sobre todo son adquiridas por niños, niñas, jóvenes y personas que recién comienzan con la afición de la filatelia.

Abraham Valencia Jiménez
Circulo Amigos de la Filatelia (Perú)

jueves, 17 de julio de 2014

La importancia del título y plan en una colección temática.



El coleccionismo temático en instancias competitivas nos brinda la oportunidad de mostrar nuestro trabajo a la sociedad filatélica; aquel que ha requerido de una gran inversión de tiempo, dedicación, estudio y a veces también dinero. Para los que nos vemos involucrados en este apasionante mundo de la filatelia, casi todo el tiempo estamos en busca de nuevo material o de aquel que sabemos de su existencia e identificamos de valioso aporte para nuestra colección; sin embargo debemos saber que el éxito de nuestro esfuerzo está en gran medida, en elegir un buen título y estructurar un plan que muestre claramente el desarrollo del tema y la novedad en el tratamiento del mismo.


Las colecciones temáticas tienen la obligación de presentar un plan en una página predecesora a las que van a mostrar todo nuestro material expuesto. De seguro que nos va a llevar un tiempo prolongado de trabajo y análisis, pero que sin duda lo vale, ya que si revisamos los puntajes de las evaluaciones en esta clase competitiva, encontramos que treinta y cinco (35) de los cien (100) puntos sobre los que se califican las colecciones, son repartidos en Tratamiento:



Título y plan                       15 puntos.

Desarrollo                          15 puntos.

Innovación                           5 puntos.



El cuadro anterior nos refleja la importancia de plantear un título creativo, en los que se recomienda no usar algunos genéricos como “Los Animales”, “El Fútbol” o “Los Peces”, sino más bien darle rienda a la imaginación para concebir algo original. Por ejemplo podemos mencionar “Barco al agua, que sople el viento”, “Visita a la granja”, “El Quinto Día” y “Sol, mar, olas y arena. El descubrimiento de la playa”, como algunas que invitan a continuar descubriendo de qué se trata la colección. También nos deja claro que diseñar un plan trascendente, que aporte de información a la temática es vital. Es muy probable que a lo largo del tiempo, el título y plan de una colección vayan cambiando, incluso de manera drástica, lo cual no quiere decir que siempre hayamos hecho mal nuestro trabajo, sino que la colección ha evolución y de seguro también crecido en cantidad y calidad de material filatélico.


 

Algunos entendidos en filatelia temática recomiendan por ejemplo, que en base al plan bosquejado, enfoquemos la búsqueda del nuevo material que formará parte de nuestra colección; lo cual es ideal para aquellos coleccionistas que no tengan intensiones de exponer a corto plazo. Otro buen consejo que recojo personalmente y que sin duda me está sirviendo mucho, es que se elabore el plan en base al material que ya tenemos; lo cual incluso nos obliga a plantear varios escenarios buscando innovar quizás en un tema que ya ha sido tratado por otros colegas.



No hay que perder de vista que el título y el plan deben ir de la mano con el desarrollo planteado; que en muchos casos de esta hoja depende estimular el interés con el cual será tomado el resto de la colección y que por lo tanto nos obliga a tomarnos el tiempo necesario para hacer una redacción atrayente en la cual expliquemos que vamos a mostrar.




Debemos tener en cuenta que por más que existan coincidencias en el coleccionismo temático, cada filatelista es el único protagonista y responsable de darle un carácter único a la colección a través del plan. Se aconseja que este no sea sólo un listado de hechos, fechas, especies o características; totalmente previsible o que se tome como tal alguna clasificación trillada. Tratemos de esbozar un plan con pocos capítulos y equilibrado en cantidades de subcapítulos e incluso páginas asignadas a cada uno. Sería un error por ejemplo que en una colección de aves se le dedique diez subcapítulos a una especie y sólo tres a otra, tan sólo por aprovechar que tenemos mayor cantidad de material para una de ellas o que para una colección de mundiales de fútbol se siga una estricta relación cronológica de los eventos.



Por otro lado, el título y el plan, deben verse reflejados en el material que en extenso utilizaremos para plasmar visualmente el desarrollo de todo nuestro trabajo. Con lo cual estamos obligados a realizar una exhaustiva búsqueda de información temática, que es aquella que está directamente relacionada con el tema tratado, y, filatélica, con la cual plantearemos los detalles y conocimientos filatélicos que hemos adquirido en nuestra búsqueda del material.



Aprovechemos la riqueza que nos ofrece la filatelia temática para entregarle a la sociedad filatélica local, nacional o internacional una nueva perspectiva sobre un tema; que de seguro será reconocida como una obra de nuestra autoría

Jorge "Coco" Mavila Masías
Círculo Amigos de la Filatelia (Lima, Perú)
Centro Filatélico Santa Cruz (Santa Cruz, Bolivia)

miércoles, 2 de julio de 2014

Los sellos postales de Tannu Tuva - Por Abraham Valencia

Tannu Tuva está ubicada en el centro geográfico de Asia, en la zona fronteriza de la Federación Rusa y el oeste de Mongolia. Es una región que históricamente fue parte del Imperio mongol y paso a formar luego parte del Imperio Chino como parte de la provincia de Mongolia (exterior). Con la revolución China de 1911 separatistas alentados por los “zaristas” rusos, declaran la independencia del gobierno chino como la República Uryankhai. En 1914 a pedido de los gobernadores de Uryankhai, pasa a ser protectorado de Rusia.

Durante la revolución rusa de 1917 el gobierno de Uryankhai rescinde el contrato de protectora con Rusia. Al año siguiente es invadido por el ejército blanco de Kolchak, leal al zar, y algunas zonas con ocupadas por torpes chinas y mongolas.  En 1919 el ejército rojo vence a los blancos y ocupa la república pero en 1920 es invadida por China.  En 1921 con apoyo de los rusos rojos el ejército chino es derrotado  y se declara la República Popular de Tuva.

A partir de Octubre de 1926 Octubre Tannu Tuva emite sus propios sellos postales, al amparo de la administración postal rusa, que se venden en dos oficinas de correos del país en Kyzyl y Turan. Al no unirse a la Unión Postal Universal (UPU) sus sellos  son válidos internamente pero sólo aceptados por Mongolia y la Unión Soviética para el correo internacional. La primera serie emitida representa la “rueda de la vida” budista y consta de diez valores. Estos sellos no incluyen letras o números occidentales.
 

Entre 1927 y 1934 emitieron diversos sellos mostrando momentos cotidianos de la vida en Tannu tuva, estos sellos se caracterizaban además por ser en gran parte triangulares y romboides.
 
 
A partir de 1934 y hasta 1936 sus sellos fueron una creación de Bela Sekula  un promotor y comerciante filatélico que convenció a las autoridades de Tuva ya  las autoridades postales soviéticas para fabricar sellos exóticos y venderlos a coleccionistas. Los sello se diseñaron e imprimieron en Moscu y mayoritariamente se vende en el extranjero por una empresa comercial socia del gobierno soviético. Las emisiones impresas en Moscú incluyen varias decenas de  sellos, considerando sellos normales, aéreos, correo certificado, variedades o pruebas con colores cambiados, sin dentar, etc. Los diseños fueron obras de Vasily Zavyalov y a ello se debe su parecido.  Por problemas legales Sekula deja Europa en 1936 dando por terminado su negocio con los soviéticos y con Tuva.
 

Entre la partida de Sekula y mediados del año 1942 Tannu Tuva solo usa emisiones de sellos anteriores con sobrecargas diversas. A mediados de dicho año emite una serie de tres sellos por su vigésimo primer aniversario. En 1943 se emiten los últimos sellos con la figura del edificio de gobierno y el escudo de armas, cuatro en papel de color beige y cuatro variantes en papel blanco.  En 1944 Tannu Tuva es admitido en la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS) como una provincia autónoma de la República Federada Soviética de Rusia Socialista, pasando desde ese momento a usar sellos soviéticos con lo que su historia postal independiente finaliza. Las emisiones posteriores a dicha fecha son obra de estafadores filatélicos y las numerosas emisiones aparecidas después de la desintegración de la URSS han sido emitidas con fines privados por comerciantes inescrupulosos.