lunes, 11 de agosto de 2014

Las estampillas (sellos) ilegales


 
Apenas unos pocos años después de la aparición de la primera estampilla (Penny Black de Gran Bretaña, 1840) y cuando la filatelia ya empezaba a tener más adeptos, aparecieron las primeras falsificaciones (España, 1850). Ese mismo siglo XIX no era raro encontrar emisiones de fantasía, es decir, lugares que no tenían independencia y/o autonomía postal o lugares que simplemente no existían. Hubieron varios casos como Atjeh, Bhokara, Sedan y muchos más. En casi todos los casos la idea era obtener beneficios económicos privados de la venta de dichas estampillas y en algunos otros reivindicar intentos de independencia o autonomía de algunos lugares.





En el siglo XX muchos países empezaron a abusar y especular con sus emisiones, convirtiéndolas en nocivas para la filatelia. Del mismo modo son consideradas nocivas las emisiones ilegales.

Las estampillas ilegales son las emisiones fraudulentas impresas por empresas particulares con el único propósito de venderlos a las y los filatelistas, haciéndolas pasar por estampillas reales. Estas estampillas ilegales son:

- Los que llevan el nombre de países reales (Ruanda, Tanzania, Mozambique, etc.) pero que no han sido emitidos por ellos ni a través de ningún contrato hecho por sus administraciones postales.




- Los que llevan nombres de lugares que existen pero que no tienen autonomía postal o cuya independencia no es reconocida por otros países y/o por la ONU (Abjasia, Chechenia, etc.). En muchos casos se trata de lugares que ni si quiera cuentan con población (Redonda y otras).  


 
- Estampillas de lugares que no existen y cuyo nombre es inventado (Empire of Atlantium, Castlemore, etc.).




Estas emisiones están prohibidas por la Fédération Internationale de Philatélie-FIP (Federación Internacional de Filatelia) pues no tienen valor postal alguno y menos filatélico. A pesar de eso dichas emisiones, junto con las otras consideradas nocivas, están presentes en grandes cantidades en el mercado filatélico y casi siempre usan imágenes que llamen la atención sobre todo de los coleccionistas temáticos y en especial de niños y jóvenes quienes muchas veces son los que menos conocen sobre este tipo de emisiones.


Abraham Valencia Jiménez
Circulo Amigos de la Filatelia (Lima, Perú)