domingo, 25 de febrero de 2018

Las estampillas de Chechenia: Un lugar en permanente conflicto

Chechenia se encuentra ubicada en el norte del Cáucaso, en la parte más meridional de Europa del este y en una zona que es parte de la actual Federación Rusa.

Los primeros datos históricos de Chechenia datan del siglo III y está ligado al primer estado álano. En el siglo IV los hunos logran dominar la región y posterior a eso,  desde el siglo VIII y hasta el siglo XIII, el segundo estado álano domina la actual Chechenia. En ese periodo es que los chechenos comienza a usar en su escritura caracteres árabes. El estado álano desaparece con la  invasión de tribus mongoles que también ejercen dominio sobre Chechenia aunque la etnia que poblaba dicho territorio mantiene sus costumbres y prácticamente no pierden su autonomía. La influencia rusa inicia en el siglo XVI cuando Iván “el Terrible” funda Tarki donde fueron asentados los primeros cosacos. Los cosacos mantuvieron siempre buenas relaciones con los chechenos.

En 1784 se desata una revuelta de los chechenos musulmanes contra los rusos. Dicha revuelta buscaba fundar una república islámica entre diversas tribus del Cáucaso. La rebelión es sofocada recién diez años después.  Aunque la revuelta es sofocada, los rusos no logran controlar completamente Chechenia hasta el año 1818. Entre los años 1829 y 1864 se da otra gran revuelta musulmana chechena que tuvo al imán Shamil a la cabeza y si bien él es capturado en 1859, solo en 1864 los rusos pueden volver a controlar todo el territorio checheno.

El Imperio Ruso comenzó a usar estampillas afines de 1857 así que después de lograr controlar todo el territorio checheno, la correspondencia se franqueaba con las estampillas rusas.

En plena Primera Guerra Mundial y debido a la inestabilidad y cambios dados por la revolución de octubre de 1917, en mayo de 1918 se crea la “República de las Montañas del Cáucaso Septentrional” (República Montañesa o República del Cáucaso Norte) que incluía a Chechenia, entre otras regiones de la zona. Dicha república solo es reconocida por el Imperio Otomano y Alemania. En el periodo de la guerra civil, post revolución, deciden aliarse con los bolcheviques y se enfrentan a los “rusos blancos” fieles al zar. A finales de 1919 el ejército rojo entra en su territorio y en enero de 1920 derrotan definitivamente a los “rusos blancos”. Al inicio son bien recibidos por la promesa de reconocer la nueva república pero finalmente en junio de ese año el ejército rojo toma todo el territorio y en enero de 1921 crean la “República Autónoma Socialista Soviética de la Montaña”. Esta república soviética emite una serie de tres estampillas en 1922 pero solo son usadas para circulación local:

Rápidamente la nueva república comienza  a dividirse hasta que desaparece en julio de 1924 originado las actuales Kabardino-Balkaria, Karacháevo-Cherkesia, Chechenia, Osetia del Norte e Ingusetia. Previo a la división final, en 1922 hay un levantamiento checheno que es apaciguado con la promesa de autonomía. Entre 1929 y 1935 se siguen produciendo levantamientos chechenos lo que lleva a Stalin, en 1934, a fusionar las regiones de Chechenia e Ingushetia y las convirtió en una república autónoma parte de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS).

Desatada la Segunda Guerra Mundial un grupo de chechenos comienza trabajar para los alemanes quienes les habían prometido la tan ansiada independencia. Aún en plena guerra, en febrero de 1944, el gobierno soviético de Stalin deportó a todos los chechenos a Siberia, se calcula que de medio millón murió casi la mitad. Solo en 1956 se les permitió regresar encontrando que su territorio estaba ya poblado por colonos rusos. El sentimiento anti ruso seguía incrementándose.

Con la desaparición de la URSS el movimiento independentista cobra fuerza en Chechenia; en octubre de 1991 Dudayev fue elegido presidente de la “República de Chechenia e Ingushetia” quien al mes siguiente emite una declaración de independencia, aunque plantea como objetivo mantenerse dentro de la actual Federación Rusa. En  mayo de 1992 el presidente manda a emitir una serie de cinco valores imperforados para la nueva república pero son prohibidos por Rusia y no son admitidos por ningún otro país:

Chechenia e Ingushetia se separaron en junio de 1992 esto llevó a que en 1993 se dé la declaración formal de independencia de Chechenia como la “República Chechena de Ichkeria”.  Ese año se mandan a emitir seis estampillas más en mini pliegos de diez, en Turquía,  las cuales nunca llegan a Chechenia y son vendidas directamente a comerciantes:


 Esta independencia no es reconocida por Rusia lo que desata una primera guerra entre 1994 y 1996, en ella se enfrentas tropas rusas y checheno pro rusos contra los chechenos independentistas.  Esos años el mercado filatélico comienza a ser inundado de estampillas rusas sobreimpresas supuestamente por Chechenia pero en se trata de emisiones privadas creadas con fines comerciales:


 En 1996 se firma un armisticio aunque Rusia sigue reconocer la independencia de Chechenia.  Ese mismo año se emiten cuatro series de cinco valores cada una:







Ninguna de estas emisiones es reconocida por la Unión Postal Universal (UPU) o por algún país.

En enero de 1997 es elegido presidente Aslan Maskhadov  pero Chechenia sigue sin ser reconocida como independiente. En mayo de 1997 se firma un tratado de paz con Rusia, aunque dicho país sigue manteniendo tropas en Chechenia y si bien le reconoce cierta autonomía no le concede la independencia. Los años siguientes son de inestabilidad y enfrentamientos internos entre pro rusos y pro independencia, entre estos últimos hay varias facciones islámicas que actúan sin coordinar entre ellas. En agosto de 1999, grupos islamistas de Chechenia invaden la región rusa de Daguestán lo que sirve de pretexto a Rusia para volver a invadir Chechenia, desatándose la segunda guerra que durará hasta el año 2002. A pesar de finalizar dicho conflicto, hasta el día de hoy Chechenia convive en un ambiente de inestabilidad, anarquía y enfrentamientos internos lo que ha sido aprovechado por comerciantes inescrupulosos que llenan los mercados filatélicos con emisiones ficticias (ilegales) de dicho lugar tratando siempre de que contengan temas atractivos para los filatelistas que en muchas ocasiones caen y compran estas simples figuritas:



Abraham Valencia Jiménez
Circulo Amigos de la Filatelia
Lima, Perú