sábado, 23 de junio de 2018

Filatelia y Propaganda en Perú (1)

Las imágenes son una forma poderosa de transmitir conceptos e ideas; en este sentido podríamos definir a propaganda como:
Una forma de comunicación que tiene como objetivo influir en la actitud de una comunidad respecto a alguna causa o posición, presentando solamente un lado o aspecto de un argumento. La propaganda es usualmente repetida y difundida en una amplia variedad de medios con el fin de obtener el resultado deseado en la actitud de la audiencia.”
En muchos países de Latinoamérica, la propaganda es sinónimo de publicidad, sin embargo es importante anotar la diferencia entre publicidad y propaganda.
"La publicidad pretende influir en las conductas de consumo de una persona mediante campañas o acciones publicitarias en diferentes medios y con diferentes objetivos (lanzamiento de un producto, posicionamiento de marca, recordación de marca, etc.) para que el consumidor lleve a cabo un acto de consumo en un corto o largo plazo. Mientras que en la propaganda se trata de que una persona se adhiera a una ideología o creencia."
Luego de la reforma postal de 1840 en Inglaterra y la introducción de los sellos postales; la comunicación por carta se volvió muy popular, convirtiéndose en poco tiempo en una forma muy económica de enviar y recibir información de escala interurbana, nacional e internacional.

Las primeras estampillas o sellos postales sólo representaban para propósito de identificación el nombre del país emisor, valor del sello y las imágenes de los monarcas o los escudos de armas del país.

No paso mucho tiempo para que se dieran cuenta que sellos postales se podía utilizar como herramienta de promoción de la identidad nacional y las imágenes utilizadas empezaron a abarcar acontecimientos, emblemas o accidentes geográficos importantes para el país.

Para finales del siglo XIX, los encargados de emitirlas (generalmente dependientes de los gobiernos nacionales) empezaron a utilizar los temas o motivos de los sellos adheridos a las cartas para transmitir y difundir ideas políticas, religiosas o de otro tipo.

Filatelia como Propaganda Política (1894 – 1901)


Emisión Remigio Morales (1894) El primer caso de propaganda en filatelia peruana se dio el 23 de octubre de 1894, con el lanzamiento de una serie de diversas estampillas a las cuales se les aplico un resello con el busto del recientemente fallecido (1 abril 1894) presidente Gral. Remigio Morales Bermúdez.

Emisión 1894 Resello en diversas estampillas de años anteriores con el busto del ex-presidente General Remigio Morales Bermúdez
Según la historia oficial; habiéndose agotado el stock de estampillas disponibles, la Dirección General de Correos (DGC) conservaba ejemplares que fueron salvados de la época de la guerra con chile (1879-1883), cuyo valores faciales aún estaban vigentes, sin embargo también fue de su conocimiento que en medio de saqueos y vandalismo en esa turbulenta época, no solo los chilenos habían robado estampillas sino que también... muchos peruanos.

Para evitar que estas personas defraudaran al estado peruano, la dirección general de correos propuso resellar las estampillas que tenía en su haber para hacer uso de esta reserva.

En 1894, estando ya aprobado el resellado de las estampillas que se habían hallado (enero de ese año), la DGC bajo la administración de Francisco de Paula Muñoz (1884-1894), quien, al igual que el fallecido ex-presidente y el presidente provisional Andrés Avelino Cáceres era miembro del partido constitucional, por lo que la elección de la imagen de Remigio Morales Bermúdez fue utilizando de manera sutil para motivos de campaña del partido en las elecciones generales que tendrían lugar meses después para promover los logros del partido y ayudar a la reelección Cáceres a la presidencia del Perú, lo cual sucedió.

Emisión conmemoración Revolución contra Cáceres (1895) Tras el fallecimiento del presidente de la República Remigio Morales Bermúdez, el general Andrés Avelino Cáceres impidió que el primer vicepresidente de la República Pedro Alejandrino del Solar ocupara la presidencia y favoreció al segundo vicepresidente, Justiniano Borgoño, quien se ofreció a llevar a cabo nuevas elecciones.

Esto generó descontento entre la población, dado que el gobierno militar había tenido un desgaste y entre 1893-1894 ocurrió una desaceleración económica debido, entre otros, a la caída del precio de la plata.

Asimismo, los militantes del Partido Civil y el Partido Demócrata se oponían a la reelección de Cáceres y a la prolongación del predominio militar en la política peruana.

De esta manera, los civilistas y demócratas hicieron un pacto histórico, que fue de gran ventaja para ambos partidos. Esto posibilitó el llamado a armas de Nicolás de Piérola (líder de los demócratas) contra Cáceres, con una amplia base popular, que produjo la llamada Revolución de 1895.

Tras un breve y sangriento asalto a la ciudad de Lima, Piérola logró tomar control de Palacio de Gobierno y Cáceres fue obligado a exiliarse.

Ingreso de Nicolás de Piérola en la batalla por Lima

De esta forma se logró el objetivo principal de ambos partidos que era eliminar a Cáceres e imponer un gobierno civil. Luego de la toma del control de palacio por Piérola, éste reorganizó y cambio todo el personal de dirección del gobierno.

El nuevo director de Correos, Camilo Carrillo solicito la emisión de un lote nuevo de sellos postales para cumplir con las necesidades del servicio, ésta solicitud fue aprobada y se aprovechó la ocasión para conmemorar la revolución liderada por Nicolás de Piérola (ahora en el poder) contra Andrés A. Cáceres. Aparecen 2 fechas:
  • Marzo 17, 1895; Día de la Revolución de Piérola contra Iglesias
  • Setiembre 10, 1895; Día de la Toma de Mando del Gobierno por Piérola
Cabe anotar que la ceremonia de cambio de mando se adelantó para el 8 de setiembre, día en el que se pusieron a la venta estas estampillas. Solo se vendieron al público general durante ese día de 7 a 12 hrs.

Su breve lanzamiento fue un éxito entre el público filatelista, obligando a solicitar más ejemplares para su emisión a la casa impresora; para diciembre de ese año se sacó fuera de circulación.

Emisión inauguración del Edificio de Correos (1897) En octubre de 1892, con la finalidad de dar comodidad y facilidad a los funcionarios del servicio de correos, el gobierno de Remigio Morales Bermúdez expidió una ley destinada a la construcción de la Casa de Correos y Telégrafos.
En 1895 se produce la fusión de la Dirección General de Correos y Postas con la Dirección General de Telégrafos dando origen a la Dirección General de Correos y Telégrafos. Esta unión impulsó al avance y desarrollo de la institución.

Para 1897 se terminó con la construcción del nuevo edificio y se consolidaron todos los servicios en un único edificio. A su inauguración asistieron el presidente Nicolás de Piérola, algunos de sus ministros de estado y el Director General de Correos y Telégrafos, el capitán de navío Camilo N. Carrillo, entre otras autoridades.

La extraordinaria construcción fue elogiada por Ricardo Palma quien, durante el discurso de inauguración, dijo que “para juzgar un pueblo basta verle la cara a su edificio postal”.

Con motivo de la apertura del nuevo edificio, el 31 de diciembre de 1897; la Dirección puso en circulación tres estampillas conmemorativas: una con el Puente de Paucartambo, otra con la fachada del Edificio de Correos y la última con la figura de Nicolás de Piérola

Evidentemente ésta emisión tiene un fuerte componente de propaganda al figurar la efigie de Piérola y la del puente y nuevo edificio de correos que se inauguró durante este gobierno. Siendo esta la primera emisión de un presidente en funciones siendo representado en un sello postal.
Entero Postal Piérola (1989), antes de terminar su mandato se emitió este faja postal



Emisión Eduardo de la Romaña (1900) En 1899, finalizando el mandato de Piérola, se convocaron a elecciones. Piérola no otorgó apoyo oficial a ningún candidato; su partido, el Demócrata, se dividió en dos bandos: uno de ellos que iba en alianza con los civilistas, lanzó la candidatura del ingeniero Eduardo López de Romaña; el otro bando, la de los demócratas “oficiales”, designó a Guillermo Billinghurst.

En estas elecciones se aplicó por primera vez en la historia peruana el voto directo, saliendo triunfador López de Romaña. Para conmemorar este evento, se emitió un sello postal con la efigie del nuevo presidente, con un tiraje de 250,000 ejemplares.

Esta fue la primera vez que se lanzaba una estampilla con 2 colores con un buen logrado acabado final siendo estos ejemplares utilizados para el despacho de correspondencia internacional.

Emisión Conmemoración del Siglo XX (1901) Para conmemorar el siglo XX se decidió lanzar una serie de sellos para celebrar el advenimiento de la nueva y ultima centuria del siglo.

Se eligieron personajes de trascendencia nacional siendo seleccionados Miguel Grau y Francisco Bolognesi, héroes de la reciente Guerra del Pacífico (casi 20 años para ese entonces) a cual añadieron a la figura del presidente López de Romaña.

El tiraje de ejemplares de las emisiones de Grau y Bolognesi fue de 1 millón de ejemplares cada una mientras que las de Romaña fueron de 3 millones de ejemplares.
Emisión Entero Postal (1901) Entero postal con la efigie del gobernante
Carta postal dirigida desde Molledo al Excmo. Sr. Eduardo López de Romaña y Alvizuri. En el superior, la estampación del busto está desplazada a la izquierda





SECCIONES DEL ARTICULO

Francisco Omar Carrillo Quirós
Círculo Amigos de la Filatelia, Lima - Perú

Agradecimientos
La imagen del Entero Postal Piérola y La Romaña pertenece a la colección de Germán Baschwitz Gómez. SOFIMA



1 comentario:

  1. Muy buen articulo, al cual habría que agregar algunos datos filatelicos, a) La emisión sobrecargada con el busto de Remigio Morales Bermudez, tiene diferentes errores y variedades, sobre todo bustos invertidos, sin embargo hay que tener cuidado pues hay mucho falsificado. b) La emisión de 1900 del Presidente Romaña, no solo fue la primera a dos colores, sino también masivamente usada, lo que hace que estampillas nuevas sean escasas y difíciles de conseguir c) La emisión de Pierola de 1897 asi como la de 1901 fue hecha en un papel de no muy buena calidad, por ello las estampillas mataselladas con sellos legibles son menos que las manchadas y por tanto arruinadas para colecciones serias.
    Por ultimo es bueno resaltar que tanto Romaña como Pierola usaron deliberadamente los sellos para propaganda política o de su imagen, cosa que no sucede con Morales Bermudez que ya había fallecido cuando se sobrecargaron sus imágenes en los sellos postales

    ResponderEliminar