martes, 27 de noviembre de 2018

Las "Emisiones Abusivas" ¿una epidemia?

Las llamadas “Emisiones abusivas”, parte de las llamadas “nocivas” por muchos, son aquellas que se emiten con las características acordadas por la F.I.P. en el congreso de Filadelfia de 1976 para ser consideradas prohibidas en exposiciones las cuales son las siguientes:

a) Las emisiones que no se venden a su valor facial o que no están disponibles en la mayoría de las oficinas de correos.
b) Emisiones que no son vendidas por la autoridad postal del país sino por agencias comerciales.
c) Emisiones que son vendidas en forma de: Estampillas, hojas recuerdo, estampillas perforadas e imperforadas, ediciones limitadas, variaciones de color
d) Estampillas cuya sobrecarga excede el 50% del valor facial con la excepción para aquellas que sirvan para porte local bajo la condición de que la sobrecarga no exceda el valor facial.  No se tomarán en cuenta aquellas usadas para recaudar fondos para asistencia en casos desastres nacionales o cuando la sobrecarga es para el financiamiento de exposiciones filatélicas.



Del mismo modo tampoco cumplen las recomendaciones de ética filatélica (deontología filatélica –código de ética) aceptadas por los países miembros de la U.P.U. y que fueron aprobadas e implementadas desde el año 2008.  Son emisiones legales y con valor de franqueo pues han sido aprobadas por sus respectivas administraciones postales pero no son vendidas por los servicios filatélicos nacionales sino por agencias o empresas comerciales privadas que a menudo están ubicadas en otros países por lo que en muchos casos dichas estampillas ni siquiera se venden en el país de emisión. Su emisión no corresponde a las necesidades internas del tráfico postal del país. 

Es importante conocer algunos de los puntos relevantes del código de ética filatélica de la U.P.U. cuyo incumplimiento convierte las emisiones en abusivas:

7. Si bien las autoridades postales emisoras no pueden ejercer ningún control sobre el destino de los sellos de Correos o de los objetos confiados al servicio postal con fines postales una vez que han sido vendidos, deben no obstante:

7.1 No prestar su apoyo o su acuerdo a las maniobras destinadas a aumentar la venta de sus sellos de Correos o de los productos que contengan sellos de correos, maniobras destinadas a sugerir una posible escasez de los productos en cuestión;
7.5 Conservar la responsabilidad total de la impresión y la distribución de los sellos de Correos y de los productos filatélicos conexos, ya sea en forma directa o asegurándose de que el intermediario respete y cumpla todas las obligaciones contractuales, para evitar malentendidos entre las partes; 

8. Las autoridades postales emisoras no deberán producir sellos de correos o productos filatélicos con el objeto de explotar a los clientes.

Al no existir una lista específica vigente de emisiones abusivas prohibidas por la F.I.P., su identificación puntual se dificulta aunque hay algunos países/lugares cuya prohibición se mantiene desde los años sesenta, llegando en algunos casos incluso a ser consideradas todas sus emisiones como abusivas y por ende prohibidas. Entre los casos más conocidos están Ajman, Fujeira, Ras Al Khaima, Sharjah y Umn Al Qiwain, cuyas emisiones posteriores al 20 de Mayo de 1967 están en su totalidad prohibidas. Hay otros lugares cuya totalidad de emisiones son prohibidas como Kathiri State in Hadhramaut, Khor Fakkan, Mahra State y Manama. No olvidemos que nos son los únicos.




Tomando en cuenta los puntos de la F.I.P. de 1976 y el Código de Ética de la U.P.U., algunos de los países que actualmente tienen emisiones que podrían considerarse abusivas, son: Burundi, Centroáfrica,  Chad, Costa de Marfil, Djibouti, Estados Federados de Micronesia, Gambia, Granada - Granadinas, Guinea, Guinea-Bissau, Guyana, Islas Salomón, Mali, Maldivas, Mozambique, Mustique (San Vicente y las Granadinas), Niger,  Uganda, Unión de las Comoras, San Vicente y las Granadinas, Santo Tomé y Príncipe, Sierra Leona, Tanzania, Togo y Zambia.  Muchas veces lo que se hace con estos países y sus emisiones, es recomendar que preferentemente no se usen  en las colecciones que participan en exposiciones y se priorice algunas emisiones de los países llamados filatélicamente “serios”.



Lo que ocurre con esos lugares es realmente sorprendente; por ejemplo Mustique tiene solo 500 habitantes que básicamente son trabajadores de “The Mustique Company” y residentes temporales pero supuestamente la pequeña isla emitió, solo el año 2013, 58 estampillas además de varias hojas souvenir. Por supuesto cada emisión fue impresa por miles. Es tal lo sorprendente de esto que el catálogo Scott no publica nada de lo emitido por dicha isla desde el 2007 y hasta el catálogo Michel que tiende siempre a considerar todos estos tipos de emisiones, pues coloca las de esta isla sin imágenes.



Otro caso conocido es el de las Islas Salomón, país compuesto por casi mil islas con una población no mayor de 650 mil habitantes y con uno de los P.B.I. más bajos del mundo. Solo el 2014 emitió casi 300 piezas filatélicas entre estampillas, hojas souvenir, mini pliegos, etc. Si desglosásemos varias de estas piezas, dicho país habría emitido casi 500 estampillas solo ese año. Por supuesto que los diseños son variopintos y hasta podemos  encontrar faros de las islas Jersey (Gran Bretaña), dinosaurios que nunca habitaron dichas islas, mariposas oriundas de otros continentes y hasta trenes de EE.UU. cuando hoy en día no existe tal servicio en dichas islas. El problema llega a tal punto que en las oficinas postales de dicho país no se encuentran la mayoría de sus estampillas y sus funcionarios te derivan a comprar en la página web de la empresa “Stamperija”.



Y estos son solo un par de los casos de lo que viene sucediendo hace mucho tiempo y por lo visto seguirá ocurriendo, una real epidemia de emisiones abusivas que solo buscan sacar dinero a los coleccionistas al igual que las emisiones ilegales.

Abraham Valencia Jiménez
Círculo Amigos de la Filatelia - CAF
Lima, Perú

domingo, 11 de noviembre de 2018

El "Trencito" ¿La primera estampilla conmemorativa del mundo?


Resultado de imagen para trencito stamps peru

El 05 de abril de 1851 se inauguró, de manera oficial, el ferrocarril Lima – Callao, primero del Perú y de Sudamérica. Unos años después en Perú se emite una estampilla que hasta el día de hoy es conocida como el  “Trencito”. En 1887 la Sociedad Filatélica Sudamericana de Lima edita su catálogo “Timbres postales, sobre y cartas postales oficialmente emitidas de la República de Perú 1857 – 1886” en el cual señalan que el “Trencito” fue emitido en abril de 1871. En años posteriores, otros catálogos de corte mundial toman esa misma fecha como válida.


En 1948 la Sociedad Filatélica Argentina publica, en su revista de mayo – junio, un artículo titulado “La  Primera Estampilla Conmemorativa del Mundo” cuyo autor era el conocido filatelista peruano Angel Puppo y en el cual afirma que el “Trencito” fue emitido, por el correo peruano, para conmemorar el 20° aniversario del tren Lima – Callao y por eso las coincidencia en el mes y año. Al parecer es el primero en afirmarlo y con los años dicha teoría es tomada como verdadera por otros filatelistas, organizaciones filatélicas, comerciantes y compañías productoras de catálogos.

En diciembre de 1966 en la revista “Filatelia Peruana”, de la Asociación Filatélica Peruana (AFP), Juan Bustamante escribe el artículo “La estampilla del trencito de 1870” en el cual afirma que el “Trencito” no es una estampilla conmemorativa y por ende tampoco la primera de ese tipo en el mundo. Bustamante cita como referencia el Decreto del Ministerio de Gobierno del 15 de setiembre de 1869 revalida un decreto derogado, de 1865, mediante el cual el porte para la correspondencia que gira entre Lima, el Callao y Chorrillos se reduce a la mitad, es decir, volvería a costar cinco centavos. Asimismo autoriza la emisión de estampillas de dicho porte pero no menciona el aniversario del ferrocarril.

En el libro “Historia Postal y Filatélica del Perú” de Herber Moll (1983), el autor dice, sobre el “Trencito”, que existe un decreto del 12 de setiembre de 1870 en el cual especifica que la estampilla de cinco centavos aprobada en el decreto de 1869, tendrá como características un diseño en relieve con el escudo nacional, “Porte Franco”, una locomotora y alrededor la palabras, “Lima”, “Callao”, “Chorrillos” y “Cinco centavos” y además se autoriza su impresión con la maquina Lecoq. Dicho decreto está firmado por Davila Condemarín y tampoco hace mención del aniversario del ferrocarril. Asimismo Moll afirma haber visto ejemplares usados en 1870, anterior a la supuesta emisión de abril de 1871, y menciona que Bustamante afirma haber visto un “Trencito” circulado en junio de 1870, lo que hace que incluso Moll se pregunte si quizás el decreto de setiembre de 1870 lo que hacía era regularizar algo ya emitido.

En el libro “El Servicio Postal y Filatélico en el Perú” de Carlos Nicoletti, el autor menciona que en la colección de Piaggio ha visto tres ejemplares del “Trencito” circulados en mayo de 1870, por lo que plantea que la emisión pudo haber sido en abril o el mismo mayo de ese año pero que definitivamente no fue en abril de 1871.

En enero de 1999 en la Edición Especial de la revista “Filatelia Peruana”, Aldo Salvatteci muestra un documento de Davila Condemarín escrito y firmado el 12 de enero de 1870 en el cual da las características que deberá de tener la nueva estampilla de cinco centavos que será de uso para la correspondencia entre Lima, Callao y Chorrillos. Nuevamente no se menciona ningún aniversario. Otro dato importante es que se menciona el contrato para la impresión del “Trencito” el cual tiene fecha de 13 de abril de 1870 y también menciona un acta de diciembre de ese mismo año que da cuenta que se utilizaron 22 días útiles para culminar la primera parte de la labor. Con ese último dato podría casi afirmarse entonces que la emisión del “Trencito” fue en mayo de 1870 lo que coincidiría con las estampillas circuladas en mayo de ese año que menciona Nicoletti haber visto en la colección de Piaggio.


En resumen, y tal como afirman los autores mencionados, el “Trencito” no es una estampilla conmemorativa y por ende tampoco la primera de ese tipo del mundo como aún algunas personas, por error, siguen mencionando a pesar de los años de las publicaciones mencionadas, y otras. Asimismo la referencia a los ferrocarriles en la estampilla es debido a que inicialmente su uso era solo para la correspondencia entre dichos lugares aunque posteriormente se autorizó su uso en otros puntos del país.

Fecha Hecho
05 de abril de 1851 Inauguración del ferrocarril Lima - Callao
15 de setiembre de 1869  Decreto que revalida uno de 1865 (porte para correspondencia entre Lima, el Callao y Chorrillos a cinco centavos) y autoriza emisión de estampillas.
12 de enero de 1870 Documento de Davila Condemarín en el cual da las características que debe tener la estampilla autorizada de cinco centavos.
13 de abril de 1870 Firma del contrato para la impresión del "Trencito"
08 de mayo de 1870 Primer uso conocido de un "Trencito"
12 de setiembre de 1870 Decreto que especifica características de la estampilla de cinco centavos aprobada en el decreto de 1869 y autoriza su impresión con la maquina Lecoq (probable decreto de regularización)
Abril de 1871 Fecha errada de emisión del "Trencito"



Abraham Valencia Jiménez
Círculo Amigos de la Filatelia (CAF)
Lima, Perú

martes, 6 de noviembre de 2018

Presentación Libro "El árbol-buzón de Tepeji del Río"

Un árbol crece alrededor de un buzón de correos preservándolo en el interior de su corteza como una cápsula del tiempo y de historias que giran alrededor de éste icono de la Colonia El Edén en México.



Siendo de suma importancia para la historia e identidad de los mexicanos, da cuenta de cómo con los años se ha perdido el sentido de la correspondencia que, sin embargo, a través de la memoria se recupera.

Los invitamos a la presentación de libro “El árbol-buzón de Tepeji del Río” de la escritora mexicana María Guadalupe Huicochea, organizado por el Museo Postal y Filatélico del Perú, el Archivo General de la Nación, Serpost y el Círculo Amigos de la Filatelia.

El evento se realizará el jueves 15 de noviembre a las 3:00 p.m. en el Auditorio del Archivo General de la Nación, Pasaje Piura s/n. Cercado de Lima.

El ingreso es gratuito